18 mar. 2010

Las marzas en el IES Zapatón




La ronda del IES Zapatón recibe la primavera con cantos marceros y sacramentos del amor.





SERGIO RUIZ / RAFAEL GONZÁLEZ / BELTRÁN ZABALA. Torrelavega

El pasado día 2 de marzo se cantaron las marzas en el IES Zapatón. El rito estuvo protagonizado por la ronda marcera del Centro, que bajo la promoción y dirección de Alejandro del Río deleitó a los espectadores, primero con el canto de los Sacramentos del amor y después con los tradicionales romancillos de bienvenida al mes de marzo.
Las marzas es una costumbre antiquísima de esta región (Cantabria), que consiste en que los mozos iban por las casas cantando canciones para recibir a la primavera. Se suelen cantar en la última noche de febrero o en el primer día de marzo. También se les cantaba a las mozas de la casa a cambio del aguinaldo, consistente en producto típicos de la zona en la que se celebrabra la costumbre, tales como huevos, torrendos, morcillas, chorizos…
La idea se les ocurrió a nuestros marceros debido a que las marzas es una costumbre cántabra, y por lo cual decidieron celebrar el día de las marzas en el IES Zapatón, porque ya se estaba perdiendo la tradición. Hace mucho tiempo era algo muy habitual. De antes, las marzas se interpretaban por la radio debido a que no había televisión. En nuestro IES llevan 10 años celebrando este evento. A esta tradición se han sumado las mujeres cosa que antes no era habitual, porque solo lo cantaban los mozos. Este evento lo organiza el profesor Alejandro del Río junto al departamento de Música, dedicando entre cinco y seis recreos al ensayo de las canciones marceras en el Aula de Música.
Estas canciones se describen como un villancico popular y reiterativo porque se repite mucho la melodía y técnicamente era fácil de cantar, porque por los pueblo no había mucha gente que se dedicase a la música y lo hacían la gente de los pueblos para pasar el rato.
En el IES el grupo lo componen desde ocho hasta treinta personas. En Torrelavega, por ejemplo, hay bastante gente que pertenece al coro-ronda Besaya, coralistas de la Coral, compenentes del coro de Barreda y aficionados que han llegado a formar un numeroso grupo de marceros de casi 150 personas.
Cuando antiguamente se cantaban las marzas, los mozos iban acompañados por un burro para que la gente que escuchaba los cánticos dejase sus aguinaldos y así no tener que cargar los marceros con los productos entregados como gracias por el canto realizado.
Las marzas se celebran el último día de febrero. En nuestro IES se conmemoraron en las fechas ñaladas debido a que al celebrarse el último día de febrero o el primer día de marzo y caer éste en domingo y ya que no iban a hacer venir a los alumnos un domingo se celebró al día siguiente.

Para ver más fotos haz clic aquí

Fotografía: Rafael González

No hay comentarios: